Tipos y modelos de nónimas para pequeñas empresas

La gestión de nóminas es una de las tareas estrella de cualquier departamento de administración, especialmente dentro de la Pyme. Y es que, como los trabajadores suelen ser reacios a consultar con una asesoría laboral, suelen ponerse en manos del personal que lleva a cabo la elaboración de nóminas para entender bien el tipo que representa y los conceptos indicados. Una nómina es el documento justificativo del salario y da debida cuenta del desglose correspondiente del mismo. En dicho documento aparecen diversos conceptos, aunque el que más interés suele suscitar es la cantidad a percibir.

Tipos de nóminas

Existen diversos tipos de nómina en función de la categoría del trabajador y su relación con la empresa, o dependiendo del período de contratación.

En función de la persona que la recibe

Según el cargo de la persona que recibe la nómina, podemos encontrar: – Nóminas de empleados: se trata de la nómina regular que todos los trabajadores rasos reciben. Llevan indicado su puesto y cualquier otra identificación que lo categorice dentro de una subcategoría interna. – Nóminas de gerentes: son las que reciben los empleados de alto rango de la empresa, como su cúpula directiva o los jefes de departamento. Llevan incluidos extras o pluses en función del rendimiento de su ámbito de responsabilidad.

El función del periodo de tiempo de liquidez

Todas las organizaciones, en ocasiones aconsejadas por un servicio de asesoria de empresas, tienen sus propias políticas de pago a empleados. Siguiendo este criterio, las nóminas pueden semanales, quincenales, mensuales, etc. Como es lógico, detrás de la decisión de optar por un tipo u otro depende de la gestión de caja y de su situación general de liquidez.

Nóminas especiales

Existen casos especiales que en algunas ocasiones deben ser recogidos en la emisión de la nómina. Los más frecuentes son: – Conceptos prorrateadas: en la que se incluyen las pagas extra de forma fragmentada o como ajuste en este mismo concepto. – Nóminas con baja: en caso de la baja por enfermedad, cuando se trata de Contingencias Comunes, siempre que el Convenio Colectivo no indique mejora, funcionaría del siguiente modo y quedaría recogido en la nómina: – Del 1 º al 3 º día el trabajador no cobra nada. – Del 4 º al 15 º se cobra el 60% de la base del mes anterior a cargo de la empresa. – Del 16 º al 20 º día se cobra el 60 % de la base del mes anterior a cargo a la Seguridad Social. – Del 21 º día en adelante se cobra el 75% a cargo de la Seguridad Social. – Nóminas con horas extras: si un empleado hace más horas de las que están estipuladas en su convenio, tiene derecho a recibir una contraprestación que figura en la nómina con el concepto de horas extra. La cuantía a recibir por cada hora se negocia de forma previa, en caso de no estar indicada en el contrato o, en su defecto, en el convenio sectorial. A modo de conclusión, si tienes interés en conocer los rigores de la gestión de nóminas, ponte en contacto con nosotros. Nuestra gestoria para Pymes está especializada en derecho laboral y fiscal. imagen
×