Contratar personal con discapacidad

Si estás pensando en ampliar tu equipo y consideras la posibilidad de incorporar a personas con discapacidad, estás en el lugar correcto. Hemos de decir que, más allá de las facilidades ofrecidas por el Estado, es fundamental otorgar un espacio justo en las empresas a trabajadores con discapacidad, los cuales seguro pueden desempeñar sobradamente sus labores con eficiencia.

En este artículo, te guiaremos a través de las ventajas fiscales existentes en España para la contratación de trabajadores con discapacidad, junto con los requisitos necesarios para acceder a las subvenciones correspondientes.

Si, después de leer esta información, prefieres que gestionen la documentación y los trámites profesionales en temas fiscales y laborales, te recomendamos que te pongas en contacto con una asesoría online como la nuestra. Sin duda, es la mejor forma de evitar problemas y ahorrar dinero y tiempo.

Requisitos para contratar personal con discapacidad

Para proceder a la contratación de una persona con discapacidad, es fundamental formalizar un contrato por escrito y dar de alta al trabajador en la Seguridad Social, respaldando su discapacidad con el certificado correspondiente. Este proceso debe completarse y presentarse ante el Servicio Público de Empleo en los 10 días hábiles estipulados tras la elaboración de dicho contrato escrito.

Si decides realizar al trabajador un contrato indefinido, debemos comentarte que debes mantenerlo en plantilla al menos 3 años. ¿Esto conlleva la imposibilidad de despedirlo? No, pero debes sustituirlo por otro trabajador que tenga discapacidad. Este dato es importante a la hora de recibir prestaciones o beneficios fiscales.

Por último, dicho trabajador contratado no debe haber tenido una relación con la empresa o grupo empresarial en los últimos 2 años anteriores con un contrato similar.

Tipos de contrato y bonificaciones para personal con discapacidad

La contratación de trabajadores con discapacidad ofrece diversas bonificaciones anuales, dependiendo del tipo de contrato, la discapacidad y la edad del empleado. Algunas de las bonificaciones más relevantes incluyen:

  • Contrato Temporal: Se otorgan bonificaciones anuales de 3,500 euros para menores de 45 años y 4100 euros para mayores de 45, en el caso de discapacidad entre el 33% y el 65%. Para discapacidad mental, estas cifras ascienden a 4100 y 4700 euros, respectivamente. Las mujeres obtienen una bonificación adicional de 600 euros.
  • Contrato Indefinido: Este tipo de contrato conlleva las bonificaciones más sustanciales. Por ejemplo, para trabajadores con discapacidad no severa entre el 33% y el 65%, las bonificaciones anuales son de 4500 euros para hombres menores de 45 años y 5350 euros para mujeres. Para mayores de 45 años, las cifras son de 5700 euros tanto para hombres como para mujeres. Para discapacidad mental, se suman 600 euros a cada categoría mencionada.
  • Jornada Parcial: Las condiciones son similares, pero las bonificaciones son proporcionales a la jornada establecida.
  • Otros Contratos: Existen contratos específicos, como el de sustitución de un empleado con incapacidad o contratos de formación en alternancia, que pueden recibir subvenciones del 100%. Si decides contratar indefinidamente a un trabajador con discapacidad después de un periodo de formación en tu empresa, la bonificación anual será de 3,907 euros (o proporcional en caso de jornada parcial).

Además, existen ayudas para la adaptación del puesto de trabajo y la provisión de medios de protección, si es necesario.

Deducciones en el Impuesto de Sociedades

En el ámbito del Impuesto de Sociedades, las empresas pueden deducir 9000 euros anuales por la contratación de un trabajador con discapacidad menor del 65% y 12000 euros si la discapacidad es superior al 65%.

Si buscas recibir subvenciones, el trabajador con discapacidad contratado indefinidamente debe permanecer en la empresa al menos 3 años. Este empleado no debe tener vinculación previa con tu empresa o grupo empresarial. En caso de despido procedente, debes sustituir al empleado por otro con discapacidad.

Para poderte beneficiar de todas las subvenciones disponibles al contratar personal con discapacidad, es recomendable contar con el respaldo de una asesoría fiscal y laboral como la nuestra. Estudiar tu caso de manera personalizada es crucial para aprovechar todas las ayudas posibles y evitar errores con Hacienda.

Si buscas ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo, no dudes en contactar con nosotros. En Tu Asesoría en la Nube somos la gestoría de cientos de autónomos y pymes. Contáctanos sin compromiso al 954387207 o escríbenos a info@tuasesoriaenlanube.es. ¡Estamos aquí para ayudarte!

¡Sigue leyendo!