Bonificación de la tarifa plana: ¿Se puede perder?

Si eres autónomo o estás pensando en emprender, seguramente has escuchado hablar de la tarifa plana. Ya hablamos de ella en un artículo bastante reciente y que te dejamos por aquí, pero por resumir, se trata de una bonificación que facilita los primeros pasos en el mundo empresarial al reducir las cargas fiscales durante el primer año y con posibilidad de ampliar un segundo año.

v, los requisitos de esta bonificación, así como las formas de evitar perderla. Así que presta mucha atención porque te puedes ahorrar cientos de euros al mes si lo haces todo de forma correcta.

Si tras leer este artículo te gustaría acogerte a la tarifa plana de autónomos, pero tienes dudas, puedes ponerte en contacto con una gestoría online como la nuestra. Es la mejor solución para ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo en todo lo relativo a temas laborales y fiscales.

Cómo funciona la tarifa plana para autónomos

La tarifa plana es una medida propulsada por el Gobierno para incentivar el emprendimiento y facilitar a los emprendedores el inicio de la actividad por cuenta propia. De esta forma, durante los primeros meses del alta como autónomo en la Seguridad Social, se ofrece una reducción significativa en las cotizaciones sociales, aliviando así la carga económica que supone abrir un negocio y enfrentarse al mercado laboral en sus arranques. De esta forma, pagas menos tarifa mensual, aunque cotizas por la base imponible convencional.

Requisitos para beneficiarte de la tarifa plana

Los requisitos para poder acceder a esta bonificación son bastante básicos y accesibles:

  • En primer lugar, debes ser un nuevo autónomo, o al menos llevar dos años desde la última vez trabajaste por cuenta propia. Importante: si cuando fuiste autónomo te acogiste a la tarifa plana, debes esperar tres años en vez de dos para poder solicitarla.
  • En segundo lugar, debes estar dado de alta en el Régimen General de Trabajadores Autónomos (RETA). Además de ello, no tener ninguna deuda pendiente con Hacienda o con la Seguridad Social. También  debes mantener la actividad económica durante el periodo de disfrute de la bonificación.
  • Por último, no debes estar dado de alta como autónomo colaborador. Es decir, que no colabores como un empleado más con el autónomo principal (siendo este un familiar). Si necesitas más detalles sobre esto, tenemos un artículo preparado para ti donde te lo explicamos.

¿Se puede perder la bonificación de la tarifa plana?

Sí, por lo que existen determinados elementos que debes tener en cuenta y estar muy atento para no cometer errores y que puedas tramitar correctamente tu tarifa plana.

El orden correcto para darse de alta como autónomo

Uno de los errores más frecuentes de autónomos que llaman a nuestra asesoría. Muchos de ellos se dan de alta primero en Hacienda, y esto es un grave error. Piensa esto: Si ya estás dado de alta en Hacienda cuando te unes al RETA, la Administración puede interpretar que ya estabas ejerciendo tu actividad antes de tu alta, por lo que no podrías acogerte a la tarifa plana de autónomos.

No marcar la tarifa plana en el momento de darte de alta

Cuando te das de alta como autónomo y rellenas el modelo correspondiente, hay una casilla en la que debes indicar que te acoges a la tarifa plana.

Las fechas de tu alta son cruciales

No debes darte de alta como autónomo tras haber iniciado tu actividad económica. Tienes 60 días previos al inicio de tu actividad para hacerlo. En caso contrario, podrían cargarte toda la mensualidad con carácter retroactivo y cargos adicionales. Obviamente, sin bonificación de tarifa plana.

Otros motivos para perder tu tarifa plana

Como hemos comentado, si adquieres deudas con Hacienda o la Seguridad Social, así como si dejas de pagar la cuota puedes perder tu tarifa plana. Además de ello pueden cargarte cargos adicionales que pueden llegar al 20% si no haces frente a tu cuota en tres meses.

En cuanto a la duración de la prestación, puedes perder la tarifa plana si tras el primer año como autónomo superas el Salario Mínimo Interprofesional, o bien si no lo superas, pero se te olvida ampliar el plazo de cara al segundo año. Te recomendamos estar pendiente de todos estos factores para poder ahorrar el máximo de dinero y poder sacar a flote tu negocio en los primeros meses.

Esto ha sido todo, esperamos haberte ayudado a conocer si se puede perder la bonificación de la tarifa plana y cómo evitarlo. Si necesitas una consulta personalizada o que sean profesionales con años de experiencia en el sector los que se encarguen de los temas laborales y fiscales de tu negocio, no dudes en llamarnos sin compromiso al  955 38 72 07 o escribirnos a info@tuasesoriaenlanube.es ¡Te esperamos!

¡Sigue leyendo!